Terapia Acuática

La terapia acuática es beneficiosa para restaurar el movimiento, la fuerza y la flexibilidad mediante el uso de calor, la capacidad de flotar y la resistencia. Tiene como objetivo rehabilitar a los clientes después de una lesión o aquellos que sufren de dolor crónico. Esto se logra mediante los ejercicios en el agua reduciendo la cantidad de peso colocado en las articulaciones. También es extremadamente beneficioso para pacientes que no pueden tolerar actividades terrestres después de tener cirugía para componer partes del cuerpo que han sido afectadas por lesiones de automóvil o laborales.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA ACUÁTICA:

  • El agua limita el impacto en las articulaciones y favorece la estabilidad en las mismas
  • La resistencia isocinética del agua ayuda al tono muscular y mejora la fuerza abdominal
  • Se genera un avance más rápido con menos dolor y hay un aumento en la resistencia física
  • La presión hidrostática reduce la edema o la inflamación
  • Los beneficios terapéuticos del agua ayudan a liberar la fuerza de gravedad, facilitando una rehabilitación post-lesión o post-quirúrgica más rápida
  • El soporte acuático libera presión de la columna y esto le permite moverse de maneras que de otra manera serían imposible de manera terrestre
  • La capacidad de flotar en el agua da pie a que los movimientos sean más fáciles de lograr reduciendo el trauma en las articulaciones y la columna